Últimos articulos

¡Hechos especialmente para ti!

Cómo las personas exitosas dirigen.

2020-11-17 Alexander Sánchez

¿Los líderes nacen o se hacen? Generalmente en todas las clases, talleres, diplomados, etc. para desarrollar las habilidades de liderazgo se encuentra esta pregunta.

Entonces, ¿nacen o se hacen? La respuesta pueden ser ambas. Hay personas que nacen con un poco más de liderazgo natural que otras, pero si tu no eres una persona que particularmente considera que puede llegar a ser un líder, la buena noticia es que si lo puedes lograr. Todas las habilidades que tenemos son aprendidas, o sea que nadie nace sabiendo. Es un camino que requiere constancia, dedicación, esfuerzo y disciplina.

¿Pero cómo podemos desarrollar el verdadero liderazgo? La cuestión es mucho más complicada de lo que parece y por un momento podríamos llegar a pensar que es incluso mejor y más sencillo quedarnos siendo jefes sobre las personas a nuestro alrededor.

Entonces, el primer nivel de liderazgo es la posición: eres líder porque tienes un nivel jerárquico que permite que seas líder y que de cierto modo las personas te sigan porque tienen que, sin embargo eso no es tan positivo como parece: imaginemos que a William Wallace solo lo hubieran seguido por su posición como líder del ejército que comandaba, a la primera en que las cosas se hubieran puesto feísimas con el ejército inglés sus seguidores lo hubieran dejado tirado en medio de la batalla, sin embargo su nivel de liderazgo fue tal que incluso después de su ejecución su espada inspiraba al ejército escocés.

El segundo nivel tiene que ver con el permiso: las personas te siguen porque te quieren, porque eres su amigo o tienes algún lazo sentimental con ellas y por lo tanto su lealtad está contigo. Además de que no puedes ser un líder si no te gustan las personas: tienes que amarlas y saber sobre ellas, querer ayudar sin recibir nada a cambio y que ellas perciban que a ti te importan.

El tercer nivel se relaciona con los resultados: nadie puede fingir en este nivel, quizás lograste engañar a todos en los anteriores pero aquí nos quitamos las caretas y se revela quien es quien. ¿Qué estás haciendo por tu empresa?¿De verdad estás tomando un papel proactivo y estás haciendo TÚ que las cosas sucedan?

Después tenemos el cuarto nivel que es la creación y desarrollo de los líderes que vienen. Es como una fábrica de liderazgo: ya tienes conocimiento, posición y relaciones pero si solamente tu te quedas con todo esto sin darle a alguien más estos secretos (no tan secretos) de liderazgo no te va a servir de mucho, puesto que el miedo podría estar opacando tus ganas de ser un buen líder y temes ser derrocado.

Finalmente el nivel más alto del liderazgo es el respeto: las personas te siguen por lo que tu eres y representas, y lo más importante, si te respetan su lealtad estará contigo hasta que te pierdan en dado caso ese respeto. 

Como podemos darnos cuenta, este es un camino que no se puede lograr de la noche a la mañana, e incluso puede que un día seamos líderes de nivel 5 pero con una pequeña acción que tambalee la opinión de los demás con respecto a nosotros podemos perderlo, por lo tanto es un ciclo sin fin para ser buenos líderes, siempre aprendiendo cómo podemos mejorar y lo más importante; cómo debemos tratar a las personas que están nuestro alrededor.

Joselin