Últimos articulos

¡Hechos especialmente para ti!

Consejos para iniciar un plan de ahorro personal.

2020-11-06 Jonas Riveroll

Si eres de esas personas que se preocupan por su futuro y quiere estar prevenido, sobre todo en esta época de incertidumbre económica, te recomendamos leer cuidadosamente esta publicación, donde te compartiremos algunos consejos para iniciar un plan de ahorro personal.

A inicios de este año, la economía mundial se enfrentó a un cambio radical a causa de la pandemia, demostrando que muchas personas, empresas y Gobiernos no estaban preparados para afrontar una crisis como la que hoy en día vivimos, es por eso que, desde una perspectiva más simple te daremos algunos consejos que pueden ayudarte a iniciar tu propio plan de ahorro personal y estar prevenido para cualquier imprevisto.

 

El método de ahorro que presentaremos no implica usar ningún servicio bancario o de seguros especializado, puedes hacerlo en tu cuenta de banco normal empleando las herramientas digitales como la banca móvil.

 

Para poder cumplir con nuestro objetivo debemos respetar tres reglas principales.

  • Nunca ahorres menos del diez por ciento de todos tus ingresos.
  • Debes ser paciente, los beneficios de ahorrar no dan frutos a un corto plazo.
  • Debes ser constante con tus metas de ahorro para alcanzar tu objetivo final.

 

El primer consejo, que al mismo tiempo es la primera norma, plantea que nunca debes ahorrar menos del 10% de todos tus ingresos, y si, parecerá complicado, pero no lo es, debes intentarlo. Muchas veces nos hacemos a la idea que es imposible ahorrar, porque vivimos al día o porque el dinero no sobra, pero realmente esto no es así, sin darnos cuenta gastamos dinero en situaciones o productos que no son prioridad, para lograr este primer paso te recomendamos hacer una lista de todos tus gastos mensuales y, de forma muy sincera contigo mismo, determines cuales son gastos indispensables y cuáles no.

Esto no implica que dejes de consumir cosas que te gusten, más bien es una herramienta que te ayudará a planear cómo usas tu dinero. Una vez que recibas un ingreso, sean cientos o miles de pesos, lo primero que debes hacer es apartar el diez por ciento de estos y posteriormente planificar tus gastos en función de tus recursos disponibles. En un principio parece complicado, pero a medida que lo pongas en práctica te darás cuenta que es muy fácil.

 

Un segundo concejo, y que para muchas personas es más fácil de entender y al mismo tiempo optimizar sus recursos, es implementar la regla de ahorro 10-30-60, la cual consiste, nuevamente, en ahorrar el 10% de tus ingresos totales, destinar el 30% a gastos fijos como deudas y créditos y planificar tus gastos restantes como transporte, comida, vestimenta, servicios y recreación con el 60% restante.

Existen otros métodos similares al anterior, que distribuyen diversas cantidades en distintas acciones para gestionar tus recursos, como la regla 20-80, que plantea ahorrar el 20% de tus ingresos totales y lo restante emplearlo para el resto de tus gastos, sin embargo, el uso de estas herramientas, así como los porcentajes y las actividades a las que se destinen los recursos dependen de cada persona y como se adaptan a estas.

 

Como tercer consejo hablaremos de cómo mantener tus recursos ahorrados, y es aquí donde te presentamos una opción accesible, no es necesario contratar servicios bancarios o de seguros especializados, esto solo por ahora que vas iniciando, pues una vez que generes suficientes ahorros si es necesario emplearlos para sacar un mayor provecho a tu dinero, sin embargo, por ahora solo necesitas emplear las herramientas de tu banca digital.

La mayoría de los bancos hoy en día tienen su propia aplicación móvil, por medio de la cual puedes hacer uso de tu dinero en casi cualquier momento, recibir, transferir o hasta invertir en el instante en el que lo decidas y esas plataformas son las que emplearemos para iniciar nuestro proyecto de ahorro. Muchos de estos bancos tienen una forma de dividir tu dinero en diversas subcuentas por medio de las cuales puedes destinar recursos a distintas acciones y es precisamente esa herramienta la que te recomendamos usar.

Algunos bancos te ofrecen esta herramienta como sistema de inversión y si destinas dinero a ese apartado te benefician con un porcentaje de rentabilidad, que la mayoría de las veces es muy pequeña y tiene que pasar mucho tiempo para que genere algunos centavos, pero lo importante es tener tu dinero guardado y separado.

¿Por qué te recomendamos usar esta herramienta? Simple, te ayuda a mantener tu ahorro separado y seguro, fuera del alcance del resto de tu dinero el cual gastas normalmente y que puedes llegar a usar por equivocacion, cabe recalcar que en muchas de las plataformas el uso de tus ahorros no está condicionado a plazos de tiempo y puedes utilizarlos siempre que quieras, aunque de igual forma existen otros instrumentos financieros como pagarés, los cuales si son a plazos forzosos y que puedes contratar desde las aplicaciones, pero eso es un recurso distinto al que aquí queremos recomendarte.

Intenta conocer e investigar qué propuesta tiene tu banco y su aplicación móvil que pueda ayudarte con esta acción para que mantengas tu dinero seguro.

 

El cuarto consejo es, una vez apartado el dinero que vas a ahorrar ¿En que lo vas a destinar? Te recomendamos tres líneas de ahorro.

  • La primera línea de ahorro será una caja sin fondo, en la cual constantemente irás metiendo dinero, pero en un principio no tendrá un destino, debes enfocarlo a un largo plazo, tal vez para invertir en un negocio, algún instrumento financiero, acciones de una empresa, comprar un bien como una casa o un vehículo, etc., pero debes acumular una gran cantidad de dinero y emplearlo en un proyecto que te genere un beneficio importante.
  • La segunda línea de ahorro se enfocará en un mediano plazo, en esta ocasión sí tendrá un objetivo, puedes enfocarlo a comprar algún bien no tan importante, como por ejemplo adquirir equipo electrónico como una computadora para trabajar o un teléfono celular, pagar un viaje o destinarlo a un fondo de seguridad por si requieres dinero para una emergencia médica de alto nivel, esto de acuerdo a tus necesidades, solo recuerda que, de la misma forma que en el punto anterior, no debes usar estos recursos ahorrados para otra acción que no sea la planeada.
  • Para la última línea de ahorro te recomendamos enfocarlo a un corto plazo, guardando tu dinero para emplearlo en acciones más simples, para tu recreación, guardar para una salida el fin de semana o comprar algún producto no tan importante y no tan caro que desees.

 

Una vez que hayas alcanzado un monto importante de ahorro, como quinta recomendación, es recomendable buscar opiniones de expertos para usar adecuadamente tu dinero, ya sea invirtiendo en un negocio propio, en acciones de alguna empresa o en instrumentos financieros, de acuerdo a lo que más te llame la atención y mejores beneficios te ofrezca.

 

Como último consejo, no permitas que la emoción o la ansiedad te gane y gastes tu dinero con algunos meses de ahorro, estos proyectos van enfocados para que guardes incluso durante algunos años, esto para que tengas una cantidad suficiente y después consigas sacarles muchísimo más beneficio. Parece un camino largo, lo sabemos, pero mientras antes comiences, mejor.

 

Ahora sí, con todas estas herramientas e información esperamos que de verdad te motives a emprender este proyecto de ahorro personal, si consideras que pueda ayudarle alguna otra persona, no dudes en compartirlo.

 

Por parte de todo el equipo que integra a Grupo SAME, deseamos que tengas una excelente semana y que siempre hagas todo aquello que te apasiona :D

 

MF. Jonas A. Riveroll Hernández.